El caso de David Reimer

Hoy os voy a contar uno de los caso más sobrecogedores de los que tuve noticia en todo este tiempo que llevo metida en la psicología.

David ReimerTodo comienza en Canadá en 1965, cuando Janet y Ron Reimer van de visita rutinaria al hospital con sus hijos gemelos  monocigóticos, Bruce y Brian. Al norte de Estados Unidos, la circuncisión es habitual y fue recomendada a los padres, que aceptaron y sometieron a sus pequeños a la misma. La historia parece normal, sin embargo se dio una complicación, el cirujano encargado no puedo asistir y un asistente tuvo que hacer su trabajo, no se sabe muy bien que pasó pero el caso es que hubo un fallo con el cauterizador eléctrico, que abrasó totalmente el pene de Bruce, haciendo que éste entrara en necrosis y más tarde cayera.

Debido al escaso desarrollo de la cirugía de reconstrucción genital, poco se podía hacer por el pequeño… sin embargo, un día los padres de Bruce se enteraron de la existencia de un médico en Baltimore que defendía la neutralidad sexual del nacimiento, y que era posible modificar la sexualidad del niño a través del desarrollo. John Money fue un importante sexólogo y psicoendocrino que defendía la superioridad de la influencia ambiental respecto a la biológica (una de las eternas polémicas que divide a la psicología entre genetistas, ambientalistas y los que somos interaccionistas, que creemos en la combinación de ambos), y que la educación podía determinar la conducta de los sujetos. Nuesto Money vio una grandísima oportunidad en el caso Reimer, ya que dispondría de un sujeto control, Brian, sobre el cual observar las diferencias que aportaba la distinta educación dada, pues como ambos eran gemelos la dotación genética era concordante al 100% en los dos sujetos. El doctor Money sugirió a los Reimer que la solución sería reconstruir una vagina artificial y una vez finalizada con éxito la operación, empezar la educación de Bruce como una niña, Brenda. Las premisas que debían cumplir los padres eran sencillas, simplemente tratar a Brenda como si fuera una auténtica niña y bajo ninguna circunstancia hablar del tema.


Y corriendo un tupido velo, la familia empezó a hacer como si no hubiera pasado nada, peero algo raro pasaba con la niña, odiaba los juguetes de chica y se arrancaba los vestidos. El miedo de que Brenda s
upiera que en el fondo era un chico cada vez era mayor… y los problemas no habían hecho más que comenzar. Cuando Brenda comenzó a crecer, los efectos hormonales a pesar de estar combatiéndolos con estrógenos, comenzaron a surgir… aportándole un aire musculoso y desgarbado, que poco tenía que ver con el cuerpo de las demás niñas. Según el propio Brian: ”La única diferencia entre él y yo, era que él tenía el pelo largo’ , lo que partiendo de la crueldad de las personas, nos pone todavía más fácil imaginar las vejaciones y humillaciones a las que fue sometida Brenda.


Habitualmente los dos hermanos tenían que acudir a terapia para comprobar el desarrollo de ambos. Sin embargo, parece que aquellas terapias tenían pocos efectos beneficiosos en los pequeños, ya que siempre salían de allí con estados psicológicos muy alterados. En su libro, Reimer cuenta que el doctor les mostraba imágenes sexuales muy explícitas, en teoría necesarias para redirigir su
sexualidad. Uno de los pasajes más escalofriantes de esta historia, es en el que Brenda aseguraba que el Money les había obligado a quitarse a ropa a pesar de que ellos no querían, obligó a Brenda a ponerse a cuatro patas y que su hermano desde atrás frotara su entrepierna contra la parte trasera de la niña., en lo que denominaban ‘ensayo sexual’. A pesar de que el médico siempre negó esto, fue una parte que siempre hizo a Brian sentir avergonzado e incapaz de superar aquellos años.

20309661_119269296933

Brian y Brenda

Brenda crecía y su vida cada vez era más parecida a un infierno, se negó a más operaciones y los intentos de suicidio estaban comenzando a ser peligrosos; poco a poco el doctor se fue alejando de la familia y fue entonces cuando el padre de Brenda decidió contarle toda la verdad. Tras la confesión, Brenda cambió de sexo y pasó a llamarse David Reimer, siendo físicamente y ”oficialmente” lo que siempre había sido: un hombre. David acabó casándose, pero al poco tiempo su historia se hizo pública, perdió su trabajo y el matrimonio acabó separándose . Un tiempo después su hermano Brian se suicidó, algunos dicen que por la culpabilidad que sentía por haber salido bien de aquella operación.

El estudio de Money fue alabado en la época pues suponía la demostración empírica de la determinación cultural en la sexualidad de los sujetos. Era una victoria ‘ambiental’, ya que acababa de darse un duro golpe a los genetistas, ya que estábamos demostrando que Brenda actuaba como una chica, porque la habían educado así y poco tenían los genes que decir al respecto.

1783_fs

Brenda y Brian

Aunque la teoría parece bastante clara, hay que atender a lo que realmente importa: David fue desgraciado durante toda su vida y muy poco le importaban todas estas polémicas científicas. De esta desafortunada historia debemos sacar algo en beneficio, y es que los determinismos no existen. No todo es tan sencillo como vestirnos de azul o de rosa, ni inyectarnos hormonas por un tubo para hacernos ser hombres o mujeres, la educación es fundamental para nuestro desarrollo pero también hay algo inherente en nosotros que nos hace ser lo que somos, y por tanto ni la genética ni el ambiente por si solos nos aportan una identidad. Somos el resultado de muchas combinaciones, y sobre todo, somos algo extremadamente complejos.

Para acabar deciros que David se suicidó el 4 de mayo de 2004, a los 38 años de edad.

Por si alguien quiere profundizar, aquí tenéis una referencia del libro que escribió (inglés).




21 comentarios en “El caso de David Reimer

  1. Y yo quejándome del perro de Pavlov…
    Señorita, por Dios espero que su brillantez no la lleve a estos campos de crueldad experimental…

    Interesantísimo el caso. ¡Interesantísimo tu blog! =)

    • jaja ó///o! Muchas gracias Magda, me alegra que leyeras esto. La verdad es que es bastante escalofriante… pero gracias a dios hemos empezado a ser un poco menos monstruos -quizás por la dureza de los castigos para quienes atentan contra la ética, todo hay que decirlo xD- y ya no se hace este tipo de bestialidades. Si estás interesada, te recomiendo que leas alguno de los trabajos del médico de este caso, porque no tienen desperdicio

  2. Soy estudiante de Psicología y me pusieron en clase un vídeo sobre este caso. Quedé tan sorprendiida que quise buscar más información al respecto. Me gustaría saber si no se castigó al doctor John Money por el sufrimientono, no solo de Davir Reimer, sino de toda su familia?

    • Pues no, no fue castigado. Sus ideas aunque bastante bestias no hacían daño directo a nadie, fueron los padres de David quienes decidieron hacer caso a Money, y nunca se pudieron probar los abusos que declaraban los hermanos… así que técnicamente “no hizo nada malo”. Money siguió lucrándose del caso Reimer y hasta poquito antes de su muerte ha seguido hablando del “éxito indiscutible” del mismo.

      Lo cierto es que este doctor, siempre tuvo unos métodos e ideas bastante peculiares, con decirte que uno de sus estudios señalaba la existencia de un tipo de pedofilia afectiva que se basaba en el más puro y casto amor por los niños. Con esto, creo que puedes hacerte una idea de mi opinión sobre este señor. Pero bueno, después de todo lo que hizo, fue muy homenajeado tras su muerte… así que, no debió de parecerle tan grave al mundo el daño que hizo este médico a la familia Reimer.

  3. Tan interesante como extraño este caso y experimento.
    ¿Se sabe algo de los padres… hubo mas hermanos en esta familia?

    Otra pregunta… ¿En que sentido eran las declaraciones del doctor Money al afirmar un triunfo en su experimento? Pues al carecer los gemelos del sentido de la vida (a tal grado del suicidio) cual fue el logro o triunfo de su experimento.

    • En primer lugar, tengo que darte las gracias por hablarme de la teoría Queer, porque no había leído en profundidad sobre ella. Realmente lo que dices es cierto, el profesor pensaba que los sujetos eran tablas rasas, neutros totalmente, de manera que su sexualidad estaría determinada únicamente por el contexto social.
      Personalmente, opino que el doctor no se creía ni sus propias palabras al afirmar que fue un éxito… pero bueno, objetivamente su meta era conseguir que “se desarrollara” como una niña, aunque sus caracteres biológicos le definieran como un niño… y más o menos lo consiguió (aunque fíjate a que precio).

      La teoría es bonita, y el objetivo de mostrar empíricamente que no hay ningún determinismo en nuestras preferencias sexuales, es algo muy interesante para un experimento. Pero el problema es la manera en que se hizo, que costó la vida de una familia entera.

      Para acabar, te cuento que no tenían más hermanos, y que de los padres no se sabe demasiado… creo que sacaron un libro tiempo después de morir David, pero no te puedo decir mucho más (por desgracia, porque sería muy interesante para nosotros conocer sus circunstancias…).

      Muchas gracias por tus comentarios!

  4. increíble, desgarradora historia…

    ES UN VERDADERO INFIERNO EL QUE TE OBLIGUEN A VIVIR COMO LO QUE NO SOS.

    con esto Money convirtió a David en el primer transgénero “oficial” de la historia.
    Jaime, estás en lo cierto:
    Money demostró con su fracaso, que lo que sentimos que somos (mujeres u hombres) no está hecho de ideologías ni voluntades o deseos exclusivamente.
    El sentir que se Es lo que se es, es de origen multifactorial, no estrictamente de la educación, como pretendían Money & Co…que eran unos cavernícolas mentales.

    Las personas que sí necesitamos este tipo de intervenciones médicas, nacemos de un género dado cerebralmente y por lo tanto biológicamente como cualquier ser humano, lo que tenemos que rehabilitar es nuestra anatomía y reeducar ciertas cosas, y JAMÁS DE LOS JAMASES sentimos que cambiamos de género, sino que adecuamos el exterior a lo que YA somos.
    Pero hacerle esto a una persona que no necesitaba tremenda intervención, es un acto criminal y totalmente punible.
    Las personas que sufrimos la condición genuina de lo que se llama transexualismo Tipo VI, deberíamos demandar a las organizaciones que conciben el asunto como algo propio de la “voluntad y de libertad de expresión”, porque nos han sumido en el ostracismo social más cruel, porque ellos le han hecho creer al mundo entero que nuestros casos médicos eran en realidad “una cuestión de actitud en la expresión sexual, de constructo educacional”, no multicausal, biológico e intersexual, que es lo que la ciencia actual ha descubierto y sigue descubriendo.

    me encantó el artículo a pesar de lo fuerte que es
    Un beso

    Vero

    • Interesantísimo tu comentario, Verónica. Estoy de acuerdo contigo, y es que el ser humano es la entidad más compleja que se puede estudiar, y habitualmente la gente se empeña en reducirlo a su mínima expresión. Estamos formados por muchísimas dimensiones, y en el tema de las preferencias-orientaciones- sexuales, todavía más.

      Muchas gracias por tu aportación.

  5. Saludos:
    ya conocía este escalofriante caso. De hecho, por mi propia experiencia (soy un intersexual; nací varón pero sin pene formado y con un testículo desubicado-criptorquidia-). Pese a ser bautizado como varón, a los pocos meses de mi nacimiento se ordenó un asiento en el registro civil en el que figurase mi nuevo y definitivo nombre de mujer. Pese a ser educado como tal, a los quince años comencé a acusar una fuerte masculinización, debida a la actividad del segundo testículo que pasó desapaercibido en su día, que se tradujo en un obvio engrosamiento de la voz y comienzo de pilosidad facial, lo que desembocó en una ablación testicular: en suma, una emasculación con todas las de la ley. Pese a los trastornos sufridos a lo largo de todo el tiempo (ya rondo la cuarentena de edad), he acabado por acostumbrarme, pero he vivido en mis carnes un infierno que no se lo deseo a nadie.
    Supongo que el hecho de volver la vista atrás y sentir que, a pesar de todo, por fin lo has superado, es un rasgo de cierta inteligencia y de buen humor, ya que sin esto último no creo ni de lejos que hubiera podido superarlo: más bien me hubiera superado la situación por su terrible complejidad.

    • Muchisimas gracias por tu testimonio, Karelia. No sabes cuantísimo agradezco conocer un caso como el tuyo, sobre todo para poner de manifiesto que las cosas que se cuentan aquí no son literatura barata, que hay muchísimas personas ahí fuera que viven esto en sus propias carnes, que es una realidad.

      El día que descubrí este caso, lo que más pesar me produjo, fue ponerme en la piel de David en la adolescencia. Uno de los periodos más complicados que vivimos, con todos esos cambios y la importancia que damos a los amigos, los novios/as… yo no podía parar de pensar en cómo debió ser para esta persona estar a medio camino ante la vista de los demás, la impotencia que debía sentir, el verse diferente… Bien es cierto que hay muchos jóvenes maduros que asumen lo que les sucede, pero otros tantos no lo hacen, y debió ser tan, tan duro.

      Ahora te conozco a tí, y me surgen los mismos sentimientos: por un lado, siento lástima de que algo externo a ti, que no elegiste ni podías hacer nada por cambiarlo, te modulara la vida de esa manera… pero por otro lado, siento envidia de lo fuerte que eres, porque has podido afrontar todas las circunstancias adversas que se te han presentado, y aún por encima has desarrollado una capacidad increíble de analizar la situación desde fuera, y poder contarlo aquí con naturalidad. Como bien dices, inteligencia y sentido del humor, las cualidades más admirables que puede tener una persona.

      Muchísimas gracias de nuevo por escribirme, espero leerte más veces!

    • Hola Karelia, gracias por compartir tu experiencia! y a diferencia de tu caso, yo nací con un síndrome que no se aprecia a simple vista, excepto en ciertas cosas que no vienen al caso explicarlas porque es algo demasiado complejo como para mencionarlo aquí.
      Pero entiendo perfectamente el proceso que realizaste para alcanzar ese estado de Salud, que me parece maravilloso que lo hayas logrado.
      En mi caso (y no es casualidad) también adopté una actitud positiva ante el tremendo golpe que significó para mí enterarme de mi condición, pero no me fue nada fácil cuando la misma es poco entendida por los médicos, o directamente mal enfocada desde el principio.
      A diferencia de un Turner, AIS, o una hiperplasia congénita adrenal, este síndrome afecta desde el desarrollo del feto, de manera que no deja rastros externos ambiguos o “malformaciones” sino que en apariencia es un cuerpo totalmente “sano”. Y el procedimiento médico es terapia de reemplazo hormonal + cirugía reconstructiva genital.
      No comento esto para hacer algún tipo de reivindicación ni nada de eso, sino, decirte que entiendo muy bien por lo que pasaste en carne propia, sin haber elegido nacer con esa condición física y sufrir la ambigüedad hasta que tu anatomía regresó a un estado saludable para vos misma.
      Y miren, hace unos días me entero que hay una familia sueca que ha decidido criar a su pequeño bebé de manera que él o ella decida su propio sexo…y eso, querida gente, me pàrece retorcido, porque esa pobre criatura crecerá en un entorno en el cual no le ayudan a que se reconozca nena o nene. Busquen en google como <>
      Veo una actitud irresponsable de parte de los padres, quienes admiten ser de ideología “queer”, que sabemos, se basan en ideales de diversidad sexual anti-binarios: para decirlo muy simple, les cae pesado la diferenciación Hombre-Mujer.
      “Es cruel traer un niño al mundo con un etiqueta de color azul o rosa en la frente.”
      Así opinan esos padres…
      Por eso criarán a su bebé sin alentarle o animarle a identificarse como un nene, por más que tenga genitalia masculina, o viceversa.
      Me pareció acertado comentar esto en esta entrada, ya que veo que hay gente que no aprendió de lo que le pasó a David, del sufrimiento que dejó en su familia el atravesar ese infierno, y de encontrarse con que lo que nos define H o M tiene orígenes más en lo profundo del cerebro que en la crianza por sí sola.
      Y este nuevo experimento queer no me provoca buenas sensaciones.

      besos a Karelia y Nor :D

      • Muchísimas gracias por tu comentario, Verónica. Tal y como le decía a Karelia, es genial poder contar con testimonios verídicos de la cosas que cuento aquí, que la gente vea que no es simplemente una anécdota de un libro de texto, que hay muchas personas sufriéndolo ahí fuera… y que el dolor psicológico puede llegar a ser más acusado que el físico.

        Sobre eso que me cuentas de la familia sueca, no conocía exactamente ese caso, pero hay muchos ejemplos sobre esto. Yo opino que hay ciertos comportamientos que obviamente tienen un sustrato social, y me parece perfecto que se trate de adoptar una posición neutral en estos aspectos (me refiero, por ejemplo a los roles). Y si una familia no quiere “estereotipar” a sus hijos, me parece una opción muy respetable, al fin y al cabo nadie nos va a obligar a regalar muñecas o coches para mantener los roles de género.
        Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a la irresponsabilidad de los padres. El mero desarrollo de la entidad del niño, debe comenzar con la ayuda de los padres, y creo que velar para que el niño se desarrolle con un Yo adecuado, no es ningún tipo de sexismo. De hecho, creo que todos los niños tienen ciertas tendencias e independientemente de la educación que les demos, salen casi de manera automática… ¿O acaso no describían a Brenda Reimer como muy “bruta” de pequeña? Con gustos de chico… se le educó de una manera, y luego demostró que nuestra biología tiene algo que decir.

        Creo que la teoría queer es interesante y tiene algunos puntos fuertes, pero cuando el autoconcepto de un crío está en peligro, las utopías deberían relegarse a un segundo plano, cuando no somos capaces de extrapolar ciertos conceptos y adoptamos una postura radical, como en esta familia de la que hablas.

  6. Ya… Yo tengo un problema, hace 4 años nacieron mis gemelos, gemelos idénticos. Uno de ellos demuestra desde muy pequeño una afición por el tu-tú y las muñecas. A su corta edad podría decir que ya tiene patentados como 10 pasos de baile. Me muero de pena al verlo siempre callado y solitario, mientras su hermano quiere montar bici, el prefiere ver una película de barbie. No sé que hacer, sufre mucho porque ve que cedemos con los gustos de su hermano en cuanto a ropa y juguetes y el se frustra porque no puede conseguir la polera rosada o la muñeca del comercial de la tv.
    Ya he tenido problemas con la familia porque además de ser viejos son más cuadrados que un dado y lamentablemente, no creo que en este caso la alimentación o la forma de crianza haya influenciado a que mi pequeño me diga que es una niña en vez de un niño.
    Es súper difícil aceptarlo, afrontarlo y actuar con cordura y tino, porque lo que según he leído igual así se acepten estas cosas el sufrimiento sigue y seguirá siendo tangible.

    • Lo que me cuentas es muy duro, pero creo que lo más importante de todo es que tu niño cuente con todo tu apoyo. Siendo tan pequeñito muestra una gran personalidad haciendo lo que le gusta, aunque estas actividades quizás no sean lo que se espera socialmente por su “género” y creo que esto es una grandísima cualidad que deberías explotar en él, que no se deje influenciar por lo que crean los demás y que siga haciendo las cosas con las que disfruta, porque esto es lo que le hace único.

      Entiendo que debe ser muy duro verle solito tan pequeño, pero seguro que en el cole hace muchos amigos y amigas y podrá jugar y ser él mismo sin problema. Los niños pequeños son mucho más abiertos que los mayores, con lo que esto puede ser un punto muy positivo, y su hermano supongo que también podrá ser un buen apoyo para él ¿no?

      Con la familia ya es otro tema, porque tal y como me cuentas si son personas mayores están hechos con otra mentalidad, y habitualmente se muestran más cerrados que los demás, costándoles aceptar este tipo de cosas porque ellos no lo vivieron y les parece “raro”. Creo que lo mejor que puedes hacer con ellos es explicarles que tu niño es feliz así, lo entiendan o no, y que independientemente de su modo de vestir o de actuar puede ser un niño maravilloso al que hay que aceptar y querer, porque no tiene ningún problema.

      De todos modos, si quieres que hablemos más de forma privada, no dudes en escribirme a Jill_re4@hotmail.com, y puedo ayudarte con algunas pautas u orientaciones sencillas, por lo menos para la familia o para que trates con el pequeño.

      Saludos y muchas gracias por escribirme y compartir tu experiencia.

  7. Hola
    Yo soy homosexual, desde que tengo uso de razon me han gustado las chicas, cuando era pequeña jamas me gustaron las cosas de niña me incline siempre por las de varon, para mi era algo normal y yo en lo personal me sentia niño, cuando cumpli los 12 años mi mente fue cambiando con respecto al vesturio no me agaradaba vestirme mas como mujer porque yo era un hombre siempre lo decia aun tuviese cuerpo de mujer, si es dificil vivir asi porque la mayoria de las personas lo lo entienden y lo juzgan a uno de loco o endemoniado aberraciones del creador, al punto que voy que aun los padres vean estos gutos por sus hijos no los torturen cuando llegamos a la adolescencia decidimos realmente que deseamos ser sesualmente, no forzar nada de lo que despues se arrepientan, soy casi feliz se preguntaran por que cas, soy aceptada en mi familia, en mi trabajo y llevo una vida agradable hasta un cierto punto porque para ser sinceros prefiero tener un cuerpo de hombre porque asi me he sentido toda mi vida. Gracias regalarme unos instantes de su tiempo. Cuidense y que sigan disfrutando de estas lindas fiestas.

    • Muchas gracias por escribir, Aramis. Me encanta leer vuestras historias, pero me sigue sorprendiendo que en la época en la que estamos, todavía haya personas que me tengan que escribir porque no se sintieron aceptadas por ser como son. Tu historia es todo un ejemplo de superación, y admiro la forma en la que saliste adelante. Lo más importante es que superaras todos los problemas y ahora seas feliz.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s